Modelo mixto de negocio en Grand Pallars

La Generalitat ofrece diez años de gestión privada a Gran Pallars para reflotar las estaciones de Espot y Port Ainé al no encontrar ningún comprador.

La Generalitat busca recetas para sacar rentabilidad a las dos estaciones del Pallars Sobirà (Espot y Port Ainé), que han pasado a ser propiedad del Govern después de que sus antiguos propietarios no pudiesen hacer frente a las deudas contraídas con el Institut Català de Finances (ICF). De todas las posibilidades barajadas se ha apostado por un modelo de explotación mixto.

Es la combinación entre propiedad pública y gestión privada. Con esta fórmula la Generalitat conserva la propiedad de las estaciones, mientras que la explotación de esos complejos se deja en manos privadas. Este modelo mixto, que ha empezado ya a ensayarse en Espot y Port-Ainé, es único en el negocio del esquí de Catalunya.

La pionera receta la ha puesto en práctica la empresa Gran Pallars, participada por industriales autóctonos de la zona, ayuntamientos de la comarca y una empresa experta en temas de nieve, como es la firma andorrana Pas Grau Internacional, presidida por el andorrano Joan Viladomat. Esta empresa familiar, que tiene como aval la experiencia en la explotación de la estación de Grandvalira, ha desembarcado en el Pallars convencida de que este modelo mixto de gestión y explotación es, hoy en día, la mejor receta para asegurar la supervivencia de los negocios de esquí en crisis.

Fuente: La Vanguardia

Written by

Escribimos noticias de snowboard desde 1997. Somos el primer portal en internet de habla hispana. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies