Así titulaban ayer en El Mundo.es la noticia sobre los resultados de los controles antidroga que se han llevado a cabo a lo largo de todo el invierno por las estaciones madrileñas y sus inmediaciones. Os dejamos con el resto del texto… y luego cada uno que saque sus conclusiones.

La Comandancia de la Guardia Civil de Madrid denunció, entre enero y mediados de abril de este año, a 870 esquiadores por consumo o tenencia de sustancias estupefacientes, sobre todo, hachís. Cada una de las actas o expedientes administrativos acarrea multas de hasta 300 euros, según una portavoz del Instituto Armado. En total, en cerca de 100 días los agentes de la Guardia Civil han interpuesto demandas por valor de casi 300.000 euros. Las sanciones se impusieron en los aparcamientos y entradas de las estaciones de esquí madrileñas, sobre todo en Valdesquí. También hubo controles en los estacionamientos de Navacerrada y en las áreas de descanso de la carretera de A Coruña.

Puerto de Navacerrada
Puerto de Navacerrada.
FOTO: Atudem/Pto. Navacerrada.

Las redadas contra esquiadores se iniciaron después de que numerosas personas denunciasen un masivo consumo de droga en las estaciones madrileñas. "Hay muchos esquiadores jóvenes que se hacían los canutos en los remontes delante de los chavales", aseguró una usuaria habitual de la estación de Valdesquí. Los operativos se realizaban a primera hora de la mañana. En los mismos participaban agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana y los puestos de Collado Villalba y Rascafría.

Perros antidroga
En estos dispositivos se empleaban perros antidroga de la comandancia de Segovia, que eran los encargados de olfatear los coches en busca de sustancias prohibidas. A medida que avanzaba la temporada, el número de denuncias fue bajando ya que los jóvenes conocían la existencia de los controles. A pesar de todo, hubo adolescentes sancionados hasta la pasada Semana Santa.

El perfil del expedientado corresponde a un joven de entre 20 y 25 años, aunque han llegado a denunciar a personas de hasta 44 años de edad. La mayor parte de los expedientados son esquiadores de tabla o snowboarder. También el grueso de las denuncias ha sido por tenencia de sustancias estupefacientes, siendo menor las sanciones por consumo en las instalaciones. La cantidad de las multas varía dependiendo del peso de la sustancia estupefaciente.

Una vez requisada, los agentes envían la droga a los laboratorios para confirmar su peso y componentes, así como la propuesta de infracción a la delegación del Gobierno, que es el organismo que aprueba la multa. No obstante, la mayoría de las incautaciones que realizaron los agentes en la Sierra fueron de pequeñas proporciones, lo que lleva aparejada una infracción máxima de unos 300 euros. Por tanto, la Administración recaudó con el total de denuncias casi 300.000 euros.

La Comandancia de la Guardia Civil recordó que portar o consumir drogas en la vía pública es ilegal, al igual que el cultivo y la venta en el domicilio. En cambio, el consumo propio en domicilio de este tipo de sustancias está permitido.

Fuente: El Mundo.es

Written by

Escribimos noticias de snowboard desde 1997. Somos el primer portal en internet de habla hispana. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

Latest comments
  • Nunca me habían llamado así, juajua… por cierto, ¿tenéis papel?

  • Harian bien los cocodrilos en hacer soplar a todos los pastosos de los touaregs y Q7s. Igual se llevaban una sorpresa con las borracheras que se llevan muchos de ellos… Ah, pero no me acordaba de que el whisky es una droga muy prestigiosa mientras que el hachis es una droga de vagos y maleantes…… Ya basta de hipocresia con una sustancia que lleva ahi desde que el mundo es mundo… L E G A L I Z A C I O N !!!!!!!!!!!!!!!

LEAVE A COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies