Home2005

noviembre 2005

Ir a Viñarrock es ir al desparrame, en el buen sentido. Desparrame de buena música, de buen humor, polvo, suciedad, bebida y demás, pero mola, y mucho. Es quizá el mejor y más auténtico festival de nuestro país. No defrauda nunca y cada año atrae a más amantes de la diversión y la buena música. La de 2005 ha sido la décima edición (año de El Quijote y año de La Mancha) y de nuevo han batido un récord de asistencia con 65.000 personas (¡*@$?!). A ver quién supera eso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies