¡Los Mundiales ya están aquí!

Pocas veces un Mundial de Snowboard se ha celebrado en dos localizaciones tan diferentes como una estación de esquí y una ciudad. Será uno de los atractivos de esta novena edición mundialista que comparten La Molina (Girona) y Barcelona.

Este sábado, día 15 de enero de 2011, la ciudad que fue olímpica de verano en 1992 y que busca serlo de invierno en 2022 (con la candidatura Barcelona-Pirineus) marcará la apertura del evento con una espectacular ceremonia inaugural y la disputa de la primera competición del programa: el Big Air (BA).
 
No es la primera vez que se disputa un Big Air en Montjuïc.
De hecho, a pocos metros del Sant Jordi, en el Estadi Olímpic, se celebró en noviembre de 2009 una prueba de la Copa del Mundo de Snowboard FIS que fue un auténtico éxito. También para aquella ocasión hubo que levantar una gigantesca rampa y llenarla de nieve. Si en aquella ocasión se necesitaron 280 toneladas del níveo elemento, esta vez no serán necesarias tantas, dado que el Sant Jordi es más pequeño que el Estadi. Se calcula que serán unas 200 las toneladas necesarias para que los especialistas puedan ‘volar’ y aterrizar con seguridad en la zona de recepción.
 
Ayer por la mañana, varias decenas de periodistas han podido comprobar in situ cómo se le daban los últimos toques a la rampa y, también, cómo se empezaba a llenar la instalación con nieve producida utilizando un sofisticado sistema de innivación. Todo el proceso finalizará el viernes para que la casi sesentena de participantes en el Big Air puedan entrenarse tomándole las medidas al salto y a la zona de recepción.

[youtube id=LZDrun5KcMI]
    
Las obras de construcción de la rampa empezaron el pasado día 5 y concluirán el 14, justo para que los deportistas empiecen a entrenarse sobre ella. El sábado se celebrará la competición y al día siguiente ya darán comienzo las labores de desmontaje, que se prolongarán durante siete jornadas. Las dimensiones de la rampa son enormes.

Para montar esta estructura espectacular de 31 metros de altura, 20 de ancho, 92 metros de largo (zona de recepción incluida) e inclinación de 45 grados, se necesitan 25 montadores trabajando durante seis días, además de otros tantos camiones para transportar 200 toneladas de material; de ellas, 40 sirven de lastre de seguridad para la estabilización del trampolín. No en vano, además de esas 200 toneladas de material habrá que añadir otras tantas de nieve producida. En total, pues, 400.
 
Si la rampa la construye la filial española de la empresa alemana Nüssli, proveedor número uno a nivel mundial de estructuras efímeras para eventos deportivos, de la fabricación de la nieve se encarga Polar Technologies Europe B.V., que desde 1996 cuenta con una fórmula única para hacer nieve y que se ha convertido en uno de los proveedores líderes en Europa, tanto en eventos al aire libre como en interiores, que es el caso del Palau Sant Jordi.

Con sus equipos portátiles diseñados especialmente, capaces de producir 50 metros cúbicos de nieve por hora, Polar ha fabricado nieve en cualquier época del año y en cualquier parte del mundo, incluso en parajes tropicales. Asociada con Abello Linde, juntos han desarrollado PolarSnow, una tecnología vanguardista para la fabricación de nieve, idéntica a la natural, pero hecha con la ayuda de nitrógeno líquido.

Puede ser producida en grandes cantidades y en distintos grados de calidad, desde nieve en polvo, ideal para el esquí o el snowboard, como es el caso de este Big Air barcelonés, hasta hielo viscoso para realizar pruebas con neumáticos.
 
www.lamolina2011.cat

Written by

Escribimos noticias de snowboard desde 1997. Somos el primer portal en internet de habla hispana. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

No comments

LEAVE A COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies