Interpretación de la Escala Europea de riesgos de aludes

Redacción 7 febrero, 2008 2

Sea cual sea tu nivel de snowboard, nunca está de más empollarse o repasar algo que todo snowboarder al que le guste salirse de pistas debe conocer: la interpretación de la Escala Europea del riesgo de aludes.

Índice de riesgo:
A diferencia de otras escalas fácilmente mensurables, ésta es consecuencia de la interacción de diversas variables que en su conjunto ofrecen un resultado probabilístico. Es decir, con suelo nevado nunca existe el riego 0, y aunque se estime que los aludes se puedan producir en pendientes de determinadas características, no hay que descartar el desencadenamiento de los mismos en otras diferentes.

Estabilidad del manto nivoso:
Variables que debemos tener en cuenta:
Exposición de la ladera: las distintas orientaciones de las laderas producen mantos de nieve de muy diferentes características.
Altitud del recorrido: las condiciones meteorológicas varían mucho con la altitud, haciendo que el manto nivoso, por lo general, vaya cambiando a medida que ascendemos.
Duración de la actividad y previsión meteorológica: la evolución del manto nivoso a lo largo de la jornada dependerá de los posibles cambios meteorológicos.

Probabilidad de desencadenamiento:
Un alud puede tener una “salida espontánea” (debido a causas naturales) o un “desencadenamiento accidental” (por el paso de personas o animales). Un riesgo de salida espontánea débil, puede ser un riesgo de desencadenamiento accidental muy notable al paso de varias personas.
Una “sobrecarga débil” se refiere a una sola persona, mientras que una “sobrecarga fuerte”, a un grupo.
La escala se refiere a “coladas” para desprendimientos de nieve de poca amplitud.
Las “pendientes propicias” son aquellas favorables a aludes por su inclinación, naturaleza del terreno y proximidad a crestas.
La expresión “situación de aludes activa” informa de los aludes espontáneos.

Recomendaciones para la realización de actividades:
Nos informarán de qué laderas son propicias a aludes indicando su exposición, altitud, inclinación y duración del riesgo. Es importante consultar no solamente el Índice, sino también el texto íntegro para poder precisar el riesgo.


Importante alud de placa en Meribel desencadenado por una débil sobrecarga al paso de un esquiador, del que milagrosamente logró escapar. Había índice de riesgo 4. 
FOTO: Luis Pantoja, enero de 2007.

Escala Europea de riesgo de Aludes

Índice de Riesgo

Estabilidad del Manto Nivoso

Probabilidad de desencadenamiento

Recomendaciones para la realización de actividades

1

Débil
Bien estabilizado en la mayoría de las vertientes.

Sólo en pendientes muy propicias y sobre todo, a causa de fuertes sobrecargas. De forma natural sólo coladas o pequeños aludes.

Actividad casi sin restricciones.

2

Limitado
En algunas pendientes suficientemente propicias a aludes, moderadamente estabilizado. Sobre todo por sobrecargas fuertes y en algunas pendientes cuyas características se describen normalmente en el boletín. No se esperan aludes espontáneos de gran amplitud.

Elección del itinerario con precaución, evitando las pendientes con la orientación y altitud indicada.

3

Notable
En numerosas pendientes suficientemente propicias a aludes, moderado o débilmente estabilizado. Incluso por sobrecargas débiles y en numerosas pendientes cuyas características se describen habitualmente en el boletín. En ciertas situaciones son posibles algunos aludes espontáneos de dimensiones medias y a veces grandes.

Evitar las pendientes con la orientación y altitud indicada. En el resto de pendientes valorar su riesgo con prudencia.

4

Fuerte
En la mayoría de las pendientes suficientemente propicias a aludes, débilmente estabilizado. Incluso por sobrecargas débiles en la mayoría de las pendientes suficientemente propicias a los mismos. Posibilidad de aludes espontáneos de dimensiones medias y a veces grandes.

Actividad limitada a zonas de pendiente moderada y que no estén expuesta a ser barridas por aludes.

5

Muy Fuerte
Inestabilidad generalizada del manto nivoso. Se esperan aludes espontáneos numerosos y grandes incluyendo zonas con pendientes poco propicias.

Descartar cualquier tipo de actividad.

El riesgo de aludes se puede consultar en la mayoría de estaciones de esquí, refugios de montaña, servicios de socorro, servicios meteorológicos, etc. A través de Internet podemos acceder a esta información consultando las páginas siguientes:
http://www.inm.es/
http://www.meteocat.com/
http://www.icc.es/
http://www.meteofrance.com/ 

El Instituto Nacional de Meteorología elabora partes de predicción de los distintos sistemas montañosos españoles, algunos de ellos con información nivológica como: estimación del riesgo de aludes para las siguientes 24 horas y tendencia hasta 72 horas; distribución, estado y evolución del manto nivoso; predicción meteorológica a corto y medio plazo (3 días).

Estos boletines son accesibles a través de los siguientes teléfonos:

Pirineos: 807 170 380
Picos de Europa: 807 170 381
Sierra de Guadarrama: 807 170 382
Sistema Ibérico: 807 170 383
Sierra Nevada: 807 170 384
Sierra de Gredos: 807 170 385

También te puede interesar los artículos:
Cómo se elabora la escala europea del riesgo de aludes
Avalanchas: ¿Qué debo saber?

2 Comentarios »

  1. muyy interesante 7 febrero, 2008 at 12:37 am - Reply

    a veces se nos olvida que todo no es freestyle felicidades por publicar este tipo de cosas 🙂

  2. chachitas 17 marzo, 2009 at 11:30 pm - Reply

    kiero saver la interpretacion de la escala de agresividad directa e indirecta(DIAS) pk nos aparece estoo poees de k c trataaaaa¬¬

Leave A Response »

Clic para cancelar respuesta.