Cambio climático: ¿Qué podemos hacer?
Texto y fotos: FJ González

El pasado mes de abril en la estación suiza de Laax tuvo lugar el primer Foro Europeo de la Industria del Snowboard. Entre las muchas charlas y debates que tuvieron lugar, una de las que más atención atrajo fue la titulada: Cambio climático: ¿Qué podemos hacer?. Y es que un tema así debe preocupar a los representantes de una industria cuya materia prima, de la que al final depende lo demás es… la nieve: Si no hay nieve, no hay negocios, y sin negocio no hay industria… Y como dijo para cerrar la charla uno de los ponentes: No hay negocios que hacer en un planeta muerto.


El presente escrito no pretende sentar cátedra -ni mucho menos- en un tema polémico de por sí, en el que las opiniones son muy variadas y a veces contrarias. Tan sólo anotar muy brevemente los datos y opiniones que los dos ponentes en esa charla pusieron sobre la mesa, para compartirlos con todos vosotros. No dudéis en compartir vuestros puntos de vista en el FORO.

El primer ponente fue el Dr. Rolf Buerki, geógrafo experto en geografía económica de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zurich. El segundo fue Texas Dossier, montañero y alpinista implicado en las acciones medioambientales de la marca de ropa y escalada Patagonia.

Buerki comenzó explicando como el efecto invernadero, del que todos hemos oído hablar, es necesario para la vida en el planeta; pero a la vez como se ha acrecentado enormemente durante los últimos años. Este efecto producirá seguramente, según todos los modelos estudiados, un incremento de las temperaturas entre1,4 y 5,8º, lo que producirá a su vez un incremento de 20 a 90 centímetros del nivel del mar. ¿La causa mayor? El incremento de CO2 y otros gases en la atmósfera, que están en los niveles más altos desde hace medio millón de años, según se ha comprobado en mediciones de hielo glacial.

¿Cómo afecta y afectará a las montañas y, por defecto, al snowboard? Una vez que el retroceso de los glaciares está más que demostrado (ver las fotografías comparativas impresiona y asusta), el siguiente paso será en las estaciones de esquí: noches más cálidas, menos nevadas, temporadas más cortas (enero-abril) y aumento de la cota de nieve. Así, el turismo de invierno decaerá, y muchas estaciones dejarán de ser rentables; sobre todo aquellas que estén en cotas inferiores a 1500 metros. En Suiza muchas de estas ya se están poniendo las pilas y reconvirtiendo sus instalaciones hacía otro tipo de turismo… y mientras tanto en España todo lo contrario: se amplían!


Por otro lado todos sabéis que cada vez menos glaciares reúnen las condiciones para el esquí y snowboard de verano que, por otra parte, el señor Buerki señaló como una actividad nada beneficiosa para los propios glaciares. De buena tinta sabemos que muchos glaciares poco a poco van a enfocar su promoción a la bicicleta de montaña y cada vez menos al esquí y snowboard…


En EUU mientras tanto, muchas estaciones se han asociado y creado un plan de acción para contribuir en su medida al retroceso del cambio climático con medidas técnicas y educativas.

¿Qué podemos hacer? Según Buerki el cambio climático está sobreestimado a corto plazo, pero subestimado a largo plazo. El turismo por sí mismo contribuye al cambio climático, ya que coches y aviones son responsables de una gran cantidad de CO2 que se emite a la atmósfera. Por lo tanto una acción como usar menos el coche, o usar el tren en vez del avión, contribuye en cierta medida al bien del planeta y de todos (por ejemplo, el snowboarder estadounidenseMike Basich lleva ya años usando un coche impulsado por bio-diesel). Actúa local piensa global: la acción de uno unida a seis millones hace la fuerza, y las pequeñas acciones tienen más importancia de lo que parece.
Para terminar Buerki advirtió: "No os fiéis de los estudios benévolos con el cambio climático, están pagados por la industria petrolera"


Texas Dossier despertó varios aplausos en su intervención, por su humildad y por representar a una marca- Patagonia- que realmente se moja en cuestiones medioambientales. Fue emotivo oírle pedir perdón al planeta por sus acciones cuando delante de él se sentaban los representantes de marcas de snowboard que no hacen ni la cuarta parte de lo que hace su empresa. Ya su lema de trabajo dice mucho "Crear productos de la mejor calidad haciendo el menor daño posible al planeta".

Todo comenzó cuando se dieron cuenta "en una época en la que escalar era peligroso y el sexo divertido" de que los anclajes de escalada que vendían perjudicaban las montañas que, como alpinistas, tanto amaban. A partir de ahí comenzaron una escalada de acciones y medidas para lograr que aquello con lo que se enriqueciesen fuese lo menos dañino posible. Algún ejemplo es, por ejemplo, una gama de forros polares que fabrican a partir de plásticos de botellas recicladas, o la utilización de únicamente algodón orgánico en sus prendas. La paradoja que puso sobre la mesa a todos los representantes de marcas del sector presentes, es que aunque este tipo de medidas incrementan los costes de producción, las ventas crecen, gracias a la buena publicidad que estas medidas generan de forma gratuita en los medios de comunicación. Cuando se le preguntó ¿Qué podemos hacer los consumidores? dijo algo muy sencillo: "A veces comprar barato implica que compremos productos que para su fabricación han seguido un proceso muy dañino para el medio ambiente. Sean selectivos en sus compras, lo que implica informarse y seguramente gastar un poco más"

Muy resumidamente esto fue lo que escuchamos y esto es lo que os podemos contar, esperemos haber despertado un poco vuestra curiosidad.


1997 - 2005 ::.. Canalsnowboard.com - Comunidad Snowboard
Todos los derechos reservados. www.canalsnowboard.com