“Fondue” de powder

Redacción 3 diciembre, 2014 0
“Fondue” de powder

Ni de queso ni de carne, sino de un gran plato repleto de una de las mejores nieves de Europa. Así fue la típica fondue de bienvenida en mi última visita a tierras suizas acompañado de un gran amigo y cámara, Alfonso “Fosi” Gutiérrez.

A éstas alturas de mes, debes tener más que perfilada tu escapada del puente de Diciembre con la apertura de las estaciones, mientras vas pensando con tus colegas donde ir en Navidades, Carnavales, Semana Santa o cualquier otras mini vacaciones que te puedas permitir. Cada vez que me preguntan sobre destinos de nieve a los que ir, suelo responder en función de lo que el cliente busque pero hay un denominador común en mi respuesta, y es optar por lugares que ofrezcan garantía de nieve o al menos buenas condiciones.

Hay sitios maravillosos a los que ir -y caros-, aunque de obligada visita al menos una vez en la vida, y hay otros igualmente de maravillosos y no tan caros o accesibles al bolsillo, que te garantizan mínimamente unas condiciones buenas –como poco- y muy cerquita de nuestras fronteras.

Uno de estos lugares es Suiza, y en concreto la región de los Alpes del Valais donde se encuentran las estaciones de Villars – Gryon y Les Diablerets.

En cada visita descubro multitud de nuevos spots que surfear, pistas nuevas, snowparks originales y de calidad, actividades divertidas de apréski, alojamientos diferentes y una gastronomía que quita el hipo.

 

Después de destrozar en varias ocasiones el snowpark de Glacier 3000 en Les Diablerets al que puedes ir desde el mes de Octubre y disfrutar de uno de los mejores parks europeos ubicado en un increíble y precioso glaciar, nos centramos ésta vez en disfrutar de la nieve polvo que no paraba de caer en centro-Europa. En resumen, ¡nos hinchamos!

Nuestra querida anfitriona, Francesca Martini,  de la Oficina de Turismo y Alps Promotion (Villars-Gryon, Les Diablerets, Bex) nos tenía preparada una espectacular agenda para poder ripar los mejores lugares además de conocer más sobre la cultura local dentro y fuera de la pistas. Ahora entiendo porqué la gente regresa cada año a éste enclave, es mucho más que las pistas y la nieve. Para evitar que te quedes hasta mañana leyendo intentaré resumirlo en unos cuantos párrafos.

Una vez aterrizados en Ginebra y sin salir del aeropuerto nos dirigimos en tren hasta la mismísima estación y pueblo de Les Diablerets, más cómodo imposible. Disfrutar del trenecito entre los Alpes no tiene precio. Después de pasar lugares como Lausanne y Aigle –famoso por su vino- llegamos a Les Diablerets. Descanso merecido en el Eurotel Victoria Les Diablerets, un precioso hotel con enormes habitaciones donde cuidan hasta el más mínimo detalle, y por supuesto a pie de pista.

Dado que es habitual que el lugar esté repleto de nieve, a muy pocos metros encontramos diferentes spots donde disparar unas tomas y así calentar para el día siguiente. Justo al lado de uno de los remontes encontramos un bosque donde disparamos hace tiempo una gran sesión con el creativo shooter César de la Hoz, en la que usamos un viejo árbol tumbado por caprichos de la naturaleza para deslizar por su lomo.

El día amaneció despejado y con powder recién caído bajo un frío seco, así que desenfundamos el material bien encerado y nos lanzamos a conocer la zona de Isenau en las estación de Les Diablerets. Un mítico y pequeño telecabina te lleva directamente a zonas amplias donde esquiar nieve polvo con total seguridad y pistas perfectamente pisadas para coger velocidad como si de una autopista se tratase. A veces nos daba la sensación de que por más que fuéramos rápido y corriendo a la silla para evitar que se trillara mucho el powder, siempre había más y nuevos espacios por reventar, ¡y sin patear! Hasta tal punto que nos permitimos hacer un stop y disfrutar de las magníficas vistas en una de las cabaña-bar que puedes encontrar en el resort.

Hastiados de pillar powder, nos dirigimos al Bus (gratuito con el forfait) que en 15 minutos te sube el puerto de Coll du Pillon para subir en telecabina a Glacier 3000, donde las condiciones prometían y se preveían nuevas nevadas por la noche. Un sitio donde hay que hacer una noche al menos Sí o Sí es el refugio que hay en el glaciar que ha sido habilitado para alojar clientes en invierno. Reserva pronto porque el espacio es limitado. Trato familiar, comida casera típica increíble y una experiencia inolvidable. Aquella noche la predicción se cumplió y tuvimos un temporal de nieve y viento bestial que pensábamos que el refugio se venía abajo, algo que según parece es más que normal. De hecho, lejos de preocuparse -la responsable de La Cabanne (como así se llama) nos deseó las buenas noches como si no pasara nada. Una noche cargada de risas, anécdotas de hace años y un par de pelis en el iPad fueron momentos que ya tenemos para el recuerdo.

A la mañana siguiente un paquetón de nieve nos dio los buenos días aunque el viento no se había ido del todo y la predicción nos avanzó que vendría muy fuerte en unas horas con riesgo incluso de quedarnos atrapados arriba, ya que por normas de seguridad cierran los accesos de telecabina si el tiempo empeora. Increíble la sensación al salir del refugio, ponerse la tabla en la misma puerta y empezar a destrozar polvo a diestro y siniestro absolutamente solos y sin rayos de sol todavía. Fueron varias las bajadas que nos dimos durante un largo rato hasta que por fin vimos alguna cara con la misma felicidad que nosotros.

Cuando Eolo hizo su aparición cogimos nuestros bártulos y nos fuimos como alma que lleva el diablo. Al fin y al cabo, ya habíamos trillado gran parte de la zona y estábamos más que satisfechos. Pero aún nos daba tiempo de seguir nuestra ruta de riding de camino a Villars, el otro dominio esquiable, y lo haríamos atravesando valles, pistas y remontes con la tabla bajo nuestros pies, un viaje en toda regla absolutamente recomendable.

Una vez en Villars nos dirigimos a darnos una ducha a nuestro nuevo alojamiento, el Eurotel Victoria Villars, donde pasaríamos la noche. En la planta más alta y en la enorme terraza de la habitación, podías quedarte horas embobado viendo el paisaje de postal que presenta. Puedes encontrar alojamientos de todo tipo y tarifas tanto en hotel como en apartamentos para grupos de amigos, parejas o familias. Y es que ésta región destaca por ofrecer un amplia oferta de opciones, además de contar con detalles muy interesantes como por ejemplo la promoción existente para los niños de hasta 9 años de esquiar gratis y alojarse sin coste con sus familias. Algo muy notable para el bolsillo cuando viajas con los peques y puedes ahorrarte un importante coste.

Mientras dejábamos la GoPro realizando un bonito timelapse del atardecer desde la imponente terraza de nuestra habitación, nos fuimos directos al epicentro de Villars donde el apréski gastronómico y social coge su máximo apogeo. Una pequeña plaza repleta de casetas de madera con música en directo donde degustar vinos y cervezas del país, así como comida típica y un ambiente inmejorable. Risas, buen rollo y calor social aún estando a varios grados bajo cero. Vaya, el famoso “tapas y cañas” suizo. Y de camino, no dudes que verás por todos lados spots donde sacar tu tabla.

Si buscas un poco de cachondeo y marcha y decides venir entre el 28 de Marzo y 12 de abril del 2015 encontrarás el conocido SNOWFIESTA, actuaciones musicales y diferentes eventos gratuitos todos los días en diferentes partes del resort así como bares, terrazas, restaurantes y en la propia estación. El ambiente es increíble para un apréski inmejorable además de muy buenas promos con forfait gratis acorde a los días de alojamiento, descuentos importantes, etc.  Más info: http://www.skisnowfiesta.ch/#!home-en/cify.

Siguiendo con nuestra visita y finalizando nuestra aventura, pudimos disfrutar de más y más powder en todas las partes de los tres resorts como si de un regalo se tratase. Descensos para todos los niveles y si quieres complicarte encontrarás tu terreno para medirte, así que no olvides traer tu cámara y grabarlo, y por supuesto ¡tu kit básico para hacer freeride allá donde vayas siempre que salgas fuera de pista!

 

Para despedirnos, estuvimos presente en un más que divertido evento en las pistas de Villars y en concreto en el campo de Golf que durante el invierno es parte integrante de dicho terreno esquiable. Así que estuvimos jugando un torneo de snow-golf en el campo de Golf de Villars y degustamos una espectacular raclette del típico queso suizo. En la casa club y restaurante degustamos una comida especial y típica con las vistas de la estación donde repetiremos sin duda alguna para estar junto a la chimenea, lugar donde “parar a repostar” es recomendable 100%.

La guinda del pastel fue sin duda nuestra penúltima visita a un lugar especial-, gracias a Guy Chanel –Director de Marketing de los dominios Villars-Gryon y Les Diablerets- quién trata a los invitados de una forma muy personal y cercana. Guy nos llevo a conocer las termas más calientes de toda Suiza que están ubicadas en Lavey, apenas media hora en coche desde Villars. Un mega spa espectacular indoor y outdoor en el que haya estado anteriormente. Una piscina descomunal al aire libre con el agua super caliente y con dispositivos de agua de todo tipo, con espacio de sobra para todo el mundo. Sitio de obligada visita tras un duro día de esquí o snow, y a precio muy asequible www.lavey-les-bains.ch.

 

Agradecer la inestimable colaboración de:

Oficina de Turismo de Les Diablerets: http://www.diablerets.ch/en/

Oficina de Turismo de Suiza en España: http://www.myswitzerland.com/es/inicio.html

Dirección de Villars-Gryon y Les Diablerets: http://www.villars.ch/en/

Y por supuesto y de forma personal, a Guy Chanel por su buen hacer y trato personalizado y a Francesca Martini por aguantarnos toda la semana y hacer de nuestra visita un recuerdo inolvidable.

Para hacer tu viaje más fácil, puedes visitar http://www.swisstravelsystem.com que consiste en un billete para utilizar todo el transporte público, ¡algo a destacar para uno de los países mejor comunicados internamente en toda Europa!

No me queda otra cosa más que deciros que… ¡buen powder para todos!

Deja una respuesta »